El término ikigai (生き甲斐)  es un concepto japonés que significa nuestra «razón de vivir» o «razón de ser», aquello que da significado a nuestra vida, algo por lo que merece la pena vivir y nos hace estar plenamente satisfechos y felices con la dirección que tomamos en nuestras vidas.

El IKIGAI es el equilibrio entre los siguientes elementos:

  • PASIÓN: Lo que amo hacer y lo que sé hacer bien.
    Para encontrar tu pasión debes pensar en las actividades que te sientes cómodo haciendo porque las haces bien, tienes la habilidad de hacerlas y que además disfrutas hacer.
  • PROFESIÓN: Lo que sé hacer bien y me pagan por eso.
    Para elegir una profesión analiza cuáles son esas actividades que tienes la habilidad de realizar y que además recibas una remuneración por ellas. Aquí no necesariamente implica que ames o te apasione esa actividad o que sea algo que el mundo necesite.
  • VOCACIÓN: Lo que el mundo necesita y por el cual me pagan.
    Para descubrir tu vocación debes pensar más allá de la profesión, porque aquí si es valioso pensar que lo que haces contribuirá a la sociedad y que además te pagarían por hacerlo.
  • MISIÓN: Lo que amo hacer y el mundo necesita.
    Para descubrir tu misión debes pensar en aquello en lo que te gustaría contribuir para un mejor mundo y que disfrutes hacer.
Fuente: https://japonismo.com/blog/ikigai-o-la-razon-de-vivir

Como Gerardo Chunga Chinguel, te comparto mi IKIGAI:

¿Te gustaría descubrir tu IKIGAI para vivir feliz?

Entonces responde a las siguientes preguntas:

  1. ¿Qué es lo que amas o te gustaría hacer?
  2. ¿En qué eres bueno o te gustaría ser bueno?
  3. ¿Cuáles son las cosas o que es lo que el mundo necesita de ti?
  4. ¿Qué es lo que realizas y por el cual te pagan?

Cuando tengas las respuestas compartenos tu IKIGAI